Escucha esta nota aquí

Al promediar las 7:30 de la mañana, el vicepresidente Álvaro García Linera encabezó  la ofrenda floral a los pies del monumento a Esteban Arze, acompañado por la alcaldesa suplente Karen Suárez y el gobernador Iván Canelas.

Sin embargo, la tradicional ceremonia interreligiosa marcó una división entre autoridades, ya que sólo asistieron el gobernador de Cochabamba, el vicepresidente y diputados nacionales del Movimiento Al Socialismo.

El evento fue precedido por representantes de la Iglesia católica, luterana y además de un amauta, quienes instaron a la unidad y el trabajo de los gobernantes y la población.

Finalmente, el Te Deum inició a las 10 de la mañana sólo con la participación de la Alcaldesa suplente, concejales demócratas y municipales. 

En este sentido, la diputada Shirley Franco, cuestionó la ausencia del presidente Evo Morales y crítico la falta de obras significativas pata el departamento.

"Lo más probable es que Evo Morales esté huyendo de una realidad que le espera en cada rincón del territorio boliviano, donde los bolivianos le vamos a recordar que Bolivia dijo no", aseguró .

Por su parte, la diputada del MÁS, Carola Araya, informó que aún no se confirmó la presencia del presidente Morales en el desfile cívico para las 14:30.