Escucha esta nota aquí

El viceministro de Régimen Interior, Jorge Pérez, pidió el viernes no estigmatizar a la Policía por los errores personales de algunos funcionarios que se desvían de la misión de cuidar a la sociedad.

"Hay funcionarios que se apartan de su vocación de servicio y de apoyo a la población en dar seguridad y se dejan cautivar por propuestas indecentes vinculadas a la criminalidad, pero tampoco se puede estigmatizar a una familia tan grande, por eso, yo siempre digo si hay un borracho en la familia de uno, no por ello toda la familia es de borrachos", dijo.

La pasada semana, el excomandante de la Policía Óscar Nina fue detenido de forma preventiva por el delito de legitimación de ganancias ilícitas durante el ejercicio de su cargo. La misma suerte corrió su hijo Óscar Hugo Nina y su ex edecán, Xavier Millán.

"La policía es una familia muy grande de 37.000 funcionarios activos, y unos 6.000 pasivos. En un marco de 37.000 efectivos policiales naturalmente aparecen algunas personas que se meten a la institución y cometen actos delincuenciales", añadió Pérez.

Esa autoridad enfatizó que el Gobierno Nacional tiene una política muy clara y dura de cero tolerancia a la corrupción y de castigo a los vínculos con la delincuencia y el narcotráfico