Escucha esta nota aquí

El Vicepresidente Álvaro García Linera calificó como un exceso que el ministro de Salud, Juan Carlos Calvimontes, divulgara la enfermedad que afecta al magistrado suspendido del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), Gualberto Cusi. 

"Se le pidió al ministro hace cuatro semanas atrás informe la condición médica del señor Cusi y él informó, dijo tiene una enfermedad de alto riesgo, no se está cuidando (...) Y bueno, luego salió con una nueva información que no esta cumpliendo lo que dice la norma, hemos lamentado esa declaración (...) Se ha excedido el ministro", señaló la autoridad en rueda de prensa.  

Explicó que el Gobierno se encargará del cuidado del magistrado después del 31 de diciembre. Sin embargo, deploró que Cusi hubiera acusado a los gobernantes por su estado de salud, sin cuidarse y acudir al médico. 

"El presidente ha dicho que lamenta, yo lamento, no la primera declaración sino la última. Tengo entendido que la preocupación del ministro es prever que avance el tratamiento y que la persona asuma su cuidado", sostuvo García Linera. 

Ratificó que el presidente Evo Morales "evaluará" los pedidos de renuncia contra Calvimontes y que esa decisión se conocerá en los próximos días. Aseguró que el juicio de responsabilidades continuará, tomando los recaudos para garantizar la salud de Cusi, uno de los procesados.

En la víspera el propio Gualberto Cusi sostuvo que el ministro de Salud cumple con un libreto dictado desde la presidencia y que las revelaciones de la autoridad tienen un tinte político. “Es una instrucción desde la vicepresidencia y presidencia”, sentenció.

La defensa del tribuno anunció un proceso penal contra la autoridad, debido a que sus revelaciones incumplen la Ley 3729 que garantiza la confidencialidad, privacidad, reserva y que instruye que no se pueda divulgar de ninguna manera la condición médica de una persona afectada por ese mal.