Escucha esta nota aquí

Néstor Rolando Clausen asumió con los toperoles de frente la conducción técnica de Oriente Petrolero este martes. Se mostró optimista en cumplir una buena campaña en su tercer ciclo. El argentino también dejó en claro que estar al frente del conjunto verdolaga es de mucha responsabilidad. "Oriente no es para cualquier técnico, ni para cualquier jugador. Como decimos en Argentina, hay que tener huevos porque su camiseta pesa", afirmó.

Clausen, que firmó un contrato por un año, no prometió título de campeonato, pero sí mucho trabajo. "Oriente tiene que tener buen juego, agresividad y dinámica. Eso prometo", señaló. El exmundialista también recordó que gracias a la institución refinera conoció el fútbol boliviano. Su primer ciclo con los albiverdes fue en 2002.

Sobre los nuevos refuerzos de cara a la temporada 2018, Clausen dijo que no se darán nombres hasta que no se concreten los fichajes. "El jugador de Oriente tiene que demostrar que juega por la camiseta", agregó. El cuerpo técnico de Clausen lo completan Leandro Cabrera (ayudante de campo), Alejandro Nordio (preparador físico) y Denis Pilet (entrenador de arqueros).

El presidente del club, José Ernesto Álvarez, fue el encargado de presentar al nuevo entrenador refinero. Oriente el próximo año jugará el torneo local y la Copa Libertadores.