Escucha esta nota aquí

Con un show de media hora en el escenario principal, Matamba lanzó oficialmente en la Feria Exposición los 17 temas que componen su tercer disco, al que bautizó Lion army, en honor a ‘la raza’, esos fans que lo acompañan en su carrera desde 1997, y que son adictos a los mensajes positivos que caracterizan todas sus canciones.

Antes de eso, el artista, reconocido en los géneros reggae y hardcore, estuvo de gira por Argentina, donde también estrenó la producción ante un público masivo. “Siete conciertos en siete días, todos los días, eso es algo bueno y muestra que vamos por buen camino”, dijo Matamba.

El disco fue grabado íntegramente en La Paz con su inseparable sello, Jazz Producciones, con masterización de Sebastián Fernández (de Bolivia), y el apoyo de profesionales en la música en Puerto Rico y Nueva York. “Es una propuesta que muestra a Bolivia como un país que produce desde la música. En este disco trabajé poco más de un año; Lion army busca reunir la mayor cantidad de esto que yo llamo ejército de luz, personas que siguen soñando a pesar de los obstáculos, que resisten la adversidad con nuevas ideas. Este ejército no tiene religión, ni color, son todos aquellos que siguen sembrando algo positivo, que esto siga creciendo”, explica.

Fiel a la línea

A lo largo de toda su carrera, Matamba se ha mantenido en los mismos géneros y con apego por mensajes de tolerancia. “Mi fe es cristiana, pero mi mensaje es para todos, sería poco cristiano que mi mensaje fuera solo para cristianos. Voy en contracultura, es lo que estaba dentro de mi alma, en mi ser, soy el barro rebelde que se subleva, no por ser una figurita ni por ‘chaquito’ comercial, soy así, no podría entrar en la corriente”, explica sobre su estilo.

La estética de su disco va en la misma onda del mensaje. Con envoltura totalmente reciclada, Matamba dice que le chocó la idea de que había que eliminar tantos árboles para obtener el papel blanco.

Cultura, ante todo

El músico aprovecha la presentación de su tercera producción para abordar un tema coyuntural, la realidad de la cultura en Santa Cruz, y a la que dedicó un video de exhortación a las autoridades. “No puede mellarse la cultura de esa manera, es locura hablar de burocracia, cultura es identidad de los pueblos; hay que invertir más. De tener una ciudad conocida por feliz, pasaremos a ciudad triste y gris, y un pueblo triste es improductivo, no levanta, no sueña, la tristeza es un estado oscuro espiritual. A mis colegas les digo: sigan siendo rebeldes’”.