Escucha esta nota aquí

Eber Menacho, director de Recursos Naturales de la Gobernación de Santa Cruz, ha informado que una comisión de técnicos partió hacia la cuenca del Río Grande, zona de Abapó, para investigar las causas de la mortandad de peces en el lugar.

La autoridad añadió que por declaraciones de la misma población se sospecha que los peces murieron por diferentes causas; sin embargo, no se descarta la contaminación de las aguas del río.

“Ha partido una comisión de técnicos de calidad ambiental de la Dirección de Recursos Ambientales para evidenciar en principio la mortandad de estos peces e identificar cuáles son las causas que ha ocasionado la muerte de peces”, señaló Menacho.

La madrugada de este domingo, una gran cantidad de peces muertos flotaba en las aguas turbias del Río Grande, en la zona de Abapó, en la ruta a Camiri. Un equipo de prensa de EL DEBER se trasladó hasta la zona y corroboró la misteriosa mortandad.