Escucha esta nota aquí

El diálogo entre el Colegio Médico de Bolivia y el Gobierno duró menos de una hora y media, pues volvió a romperse luego de que los dirigentes del sector se levantaran de la mesa de reunión y abandonaran las instalaciones del Ministerio de Salud, en la ciudad de La Paz, por lo que el paro indefinido de los galenos, que ya lleva 16 días, continúa.


El presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, explicó que la ruptura se produjo porque el Gobierno no está dispuesto a abrogar el Decreto Supremo 3385, que crea la Autoridad de Fiscalización y Control de Salud, ente que, en su opinión, quita las competencias que corresponden a las alcaldías y los servicios departamentales de salud de los gobiernos departamentales.


Hoy en horas de la mañana el Gobierno nacional dispuso analizar desde cero el decreto 3385, mientras que desde el legislativo ratificaron su apertura para modificar el artículo 205 del proyecto del Código del Sistema Penal, referido a las sanciones ante hechos de negligencia. 


Estudiantes de Medicina y algunos profesionales del área fueron reprimidos con agentes químicos por parte de la Policía, debido a que cercaron los accesos al edificio de esa cartera de Estado minutos antes del acercamiento, inicialmente previsto para las 15:00.

Los médicos, antes de abandonar la reunión con la ministra de Salud

Los médicos, antes de abandonar la reunión con la ministra de Salud/Foto: Marcelo Tedesqui