Escucha esta nota aquí

La presidenta de la Aduana Nacional, Marlene Ardaya, ha señalado que el contrabando de prendas ha ocasionado pérdidas de 123 millones de bolivianos durante el primer trimestre al sector textilero del país.

La información fue señalada durante la firma con el sector de los fabriles para controlar el ingreso de productos textiles de contrabando en la frontera con Perú, en puestos móviles y fijos de Desaguadero y Guaqui, con el fin de cuidar la industria nacional.

El sector ha pedido información, lo que tenemos es que básicamente a efectos de ver prendas, complementos y accesorios, que ha alcanzado importes interesantes. En este sector son 123 millones de bolivianos, entre enero y marzo, de ropa nueva que justamente perjudica a la industria nacional”, señaló Ardaya.

La titular de la Aduana explicó que el sector de los fabriles colaborará a la Aduana en el reconocimiento de la calidad de los productos, porque los contrabandistas ingresan productos de baja calidad hechos en otros países como si fueran bolivianos.

Desde hoy, se sumarán entre 3 a 6 fabriles a los controles que hace la Aduana en el sector de Desaguadero y Guaqui y posteriormente se incrementará el número de personas en otros puntos del país.

Operativo en Beni

Por otra parte, la titular de la Aduana señaló que en un operativo realizado en San Joaquín, Beni, se interceptó una barcaza que transportaba mercancías de contrabando valoradas en 886.782 bolivianos.

“Es una gran cantidad de mercancía que no está amparada, la barcaza también ha sido decomisada, traía 11 personas, siete varones dos mujeres y dos niños” precisó.

Entre la mercancía de origen extranjero que se encontró hubo electrodomésticos, herramientas, aires acondicionados, motores deslizadores, baterías, turriles pequeños, fierros para armazones, colchones, contenedores con prefabricados de viviendas móviles, generadores de luz y otros.