Escucha esta nota aquí

El presidente y jefe del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales, anticipó para el próximo mes la realización de un ampliado nacional del "instrumento político", una vez conocidos los resultados finales de las elecciones subnacionales. 

"Donde nuestros alcaldes roban, piden plata de empresas, el pueblo nos ha dado voto castigo. Hay que saber controlar a nuestros alcaldes (...) Esta cerca el congreso, no podemos estar peleados, si hay que observar a algún dirigente, hay que observar y elegir nueva directiva", manifestó Morales en el municipio de Totora (Cochabamba).

Instó a los dirigentes a "no estar peleándose por cargos" y lamentó que algunos de los militantes "pelan por espacios de poder" antes que hacer propuestas para desarrollo político o económico. Exigió propuestas en el encuentro.  

La vicepresidenta del MAS, Concepción Ortiz, adelantó el cambio de las autoridades de ese partido, además de la inclusión de otros secores. Sin embargo, y en sus palabras, "es imposible" que el presidente deje la jefatura de esa organización.

"Por primera vez la COB esta con el proceso y quizá entren en la dirigencia del instrumento político (...) La cabeza es siempre la Csutcb, la Vicepresidencia es de los Interculturales y el resto puede haber cambios", afirmó a EL DEBER.

Mientras que en las regiones se busca a los responsables de algunas derrotas electorales, tal el caso de La Paz, región donde la pérdida de la Gobernación, la alcaldía y el Gobierno municipal de El Alto recayó en la imagen del Canciller David Choquehuanca. 

A su turno el vicepresidente Álvaro García Linera explicó el fenómeno como la sobreposición del "evismo" ante el "masismo". Señaló en entrevista con un medio español que el caudal de votos del instrumento es la mitad de lo que llega la figura del primer mandatario.