Escucha esta nota aquí

Guillermo Achá, presidente de YPFB Corporación, informó que la rotura del Gasoducto Carrasco Cochabamba (GCC) fue reparada y que desde la madrugada de este jueves se reanudaron las operaciones normales.

El GCC sufrió daños el pasado 12 de enero, después de que un deslizamiento de mazamorra cayera sobre este (en la zona de El Sillar). El hecho provocó una fuga de gas que obligó al cierre de válvulas para controlar el escape del energético.

“El problema ya fue resuelto, las presiones son normales la evacuación de la producción de todos los campos principalmente del trópico ya está garantizada y está llegando con total normalidad a todos las regiones del occidente”, afirmó Achá.

De acuerdo con YPFB, el abastecimiento de gas natural en el occidente del país retorna a su normalidad para todos los sectores. Esta noticia cae bien al sector del transporte de la ciudad de Cochabamba que se vio perjudicada por la falta de gas vehicular que ocasionó el corte del transporte de gas por el GCC.