Escucha esta nota aquí

La presidenta brasileña consideró ayer "ridícula" la acusación utilizada para tramitar un juicio político en su contra en el Congreso y denunció que "es una elección indirecta cubierta por el manto del impeachment".

El abogado José Cardozo, que representa a Rousseff y fue interpelado en el Senado, insistió en que el proceso de juicio político con miras a la destitución de la mandataria, que ya entra en sus tramos finales, "está viciado en origen" y por tanto "es nulo". Uno tras otro, los senadores opositores preguntaron a Cardozo por el rol de Dilma en el maquillado de cuentas fiscales en 2014