Escucha esta nota aquí

La parroquia San Pedro del tercer anillo de Alto San Pedro fue objeto de robo por ladrones que irrumpieron incluso en la sacristía para llevarse equipos de música y el cáliz usado en los servicios religiosos.

Según el encargado de la parroquia, Benjamín Andia, el hecho se registró la madrugada de ayer y los desconocidos lograron entrar por una ventana, para luego violentar los seguros de la sacristía, del sagrario y robar equipos de música, además de consolas y el cáliz.  Para el sacerdote responsable, Juan Rojas, el daño material supera $us 1.000,  pero se causó un daño mayor al profanar un lugar santo como el sagrario y la sacristía. El sacerdote afirmó que no importa que no devuelvan las cosas materiales,  que perdona a los ladrones y  solo les pidió que se vuelvan a buscar a Dios por sobre todas las cosas. Se trata del tercer robo en los últimos tres años y  con el mismo método. 

El más grave ocurrió hace un año cuando los delincuentes entraron y robaron equipos de música y un caliz de oro  traído de Roma, con un peso de al menos 5 kilos. La Policía investiga en procura de detener a los autores,  que al parecer conocen muy bien los movimientos del interior de la parroquia.