Escucha esta nota aquí

13/04/2015

El cardenal, Julio Terrazas, se encuentra internado en la clínica Urbarí de la ciudad capital debido un cuadro de debilidad y cansancio, por lo que está siendo sometido a varios exámenes, informó ayer el vocero del Arzobispado Santa Cruz, Erwin Bazán, después de que el sacerdote Hugo?Ara pidiera oraciones por el prelado en la misa sabatina.

El cardenal asistió el viernes, por la tarde, a dicha clínica para realizarse un chequeo médico ya que se sentía decaído. Luego de examinarlo, los médicos recomendaron su internación para tenerlo bajo observación y practicarle exámenes.

“Lo que pasa es que tenía bastante debilidad. Se lo llevó para que le hagan unos estudios y los médicos prefirieron que se quede en la clínica para practicarle todos los estudios necesarios”, dijo Bazán, al indicar que las diversas actividades, sumadas a la edad y las afecciones que ha tenido, pudieron haber dado lugar a este cuadro.

Sin embargo, el vocero de la Iglesia aclaró que, pese a ello, la salud del cardenal es estable. “Es bueno puntualizar que, dentro de todo, él se encuentra bien, entró a la clínica caminando y esperamos que pronto sea dado de alta”, expresó el vocero de la Iglesia.

“Creo que toda la prensa conoce la complejidad del cuadro del cardenal”, dijo.

Cabe mencionar que el líder religioso tiene diabetes, hipertensión e insuficiencia cardiaca y renal, por lo que constantemente asiste a controles médicos.

En manos de un equipo

En la clínica Urbarí indicaron que un equipo médico, entre los que se encuentra el cardiólogo Luis Rengel y el nefrólogo Herland Vaca Díez, está a cargo de la atención del cardenal. Se espera que hoy den un informe oficial sobre la salud del prelado.

Extraoficialmente se conoció que fue sometido a exámenes del corazón, además de otras pruebas.

Entretanto, algunos fieles se mostraron preocupados por el cardenal, a los que el vocero de la Iglesia agradeció a nombre de Terrazas, pero les pidió tranquilidad ya que se encuentra estable, repitió