Escucha esta nota aquí

Bolivia se suma a la condena mundial frente a la primera prueba con una bomba nuclear de hidrógeno, realizada en la víspera por Corea del Norte. El ministro de Defensa nacional, Reymi Ferreira, dijo que como país se asume lo dicho por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

"Es una condena no solo a Corea sino a otros países que han hecho lo mismo. Lo que diga la ONU asumimos como posición, lo que no significa estar contra Corea del Norte", dijo la autoridad en entrevista con el programa "Nunca es tarde" de Radio Compañera. 

Conoce más: ¿Qué es la bomba H que ensayó Corea del Norte?


Cerca a medio día, el vicepresidente Álvaro García Linera, evitó hablar al respecto y se limitó a señalar: "no tengo información, no le puedo comentar. Pecaría de excesivo si le comento algo que no he leído" y citó un texto. 

Ferreira dijo que "sería irracional que algunos países no se preparen para la defensa, imagínese China si no se hubiera preparado, sería una colonia de Estados Unidos, pero en el tema medio ambiental, Bolivia está en contra del daño". 

Lee también: Corea ensayó una Bomba H, sepa cómo funciona

En la víspera se conoció que el régimen de Pyongyang realizó la prueba de una munición más dañina que las bombas atómicas y más potente que las lanzadas sobre el Hiroshima y Nagasaki, conocida como bomba H.

"La prueba oculta anunciada por la República Democrática de Corea el 6 de enero es profundamente preocupante", dijo Ban Ki-moon, a la par, los 15 miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas condenaron de forma unánime el ensayo y decidieron preparar nuevas “medidas significativas”.