Escucha esta nota aquí

La artista boliviano-eslovena Ejti Stih construyó un pesebre que ahora está adornando la Cueva de Postojna, una de las más famosas del mundo, que anualmente recibe más de un millón de visitantes. 

Stih fue invitada por el alcalde de Postojna para hacer este trabajo, que está diseñado en tamaño real y que -según le han comunicado a la artista- es un éxito entre la gente.

La Cueva de Postojna es un conjunto de 20 kilómetros de túneles y galerías. Es la cueva más grande de la región del Carso (Kras en esloveno y Karst en alemán, de donde deriva la denominación de relieve kárstico), además de tratarse de la cueva más visitada en Europa.

Mira el video que muestra cómo es el lugar donde está el trabajo de Stih: