Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales admitió que le "duele" ver escándalos referidos a hechos de corrupción, como el Fondo Indígena, pero arremetió contra uno de los exdirectores, Marco Antonio Aramayo, que en los últimos días dijo haber alertado sobre los malos manejos.

"Si alguien se escapa es delincuente confeso. Si Armayo dice que sabía que ilegalmente estaban manejando, por qué en ese momento no denunció. Es doblemente delincuente Aramayo, así puedo entender, porque sabe, si estaba desembolsando Nemesia (Achacollo) ilegalmente a un proyecto fantasma, (debió) denunciar públicamente", explicó.

Conoce más: Otra denuncia apunta a Achacollo por el Fondioc

En las últimas horas se conoció que el exdirector del Fondo Indígena informó en 2013 a la exministra Achacollo, que había 1.228 proyectos irregulares, además de acusarla de hacer desembolsar dinero en época electoral y cuando la iniciativa estatal en déficit.

"En esa aprobación masiva de 2010, 2011 se inscribieron proyectos; muchas comunidades o muchos proyectos fueron ‘fantasmas’ y se hicieron los cambios de nombre o la gente ya no quería esa idea de proyecto", alertó Aramayo en un video publicado por Erbol.

Lee también: Directorio de Fondo supo de tráfico de proyectos

Morales reconoció que sí existen algunos proyectos "fantasmas"
que eran responsabilidad de ciertos dirigentes, pero en otro caso el problema es que no presentaron documentos de descargo. Lamentó que busquen relacionarlo en esos hechos.

"Quieren magnificar el Fondo Indígena, es su derecho,(los opositores) quieren destrozar al movimiento indígena. Claro, cuando es indígena, todo mal (...) Los corruptos que son procesados por más de 100 millones de dólares y que la justicia juzga, persigue, ah, (ellos) son perseguidos políticos", dijo. 

Puedes ver: Dirigentes admiten que el Fondo Indígena los embarró

Concluyó recordando que desde Víctor Paz Estenssoro fue procesado por los expresidentes, salvo Eduardo Rodríguez Veltzé y Carlos Mesa. Atribuyó esa estrategia de la oposición a un intento de desgastar su imagen.

"Es decisión del Gobierno la intervención del Fondo Indígena y ahora está en manos de la justicia (...) Si algún dirigente detenido no tiene nada, que se sienta tranquilo, saldrá y estará más fortalecido políticamente", finalizó.