Menos de 24 horas duró el "calvario" del exfiscal Humberto Quispe. Ayer intentaron aprehenderlo, se entregó esta mañana, fue trasladado a Sucre para que comparezca ante un juez, pero antes se consideró una solicitud para lograr su inmediata libertad. 

FInalmente un juez de sentencia declaró procedente la acción de libertad que presentó la defensa del exinvestigador, sobre quien pesan denuncias por extorsión, uso de documentación falsificada y difamación. 

Conoce más: Denuncian que impiden detención del exfiscal Quispe

Quispe permaneció por varias horas en instalaciones de la "Universidad Indígena Boliviana-Aymara Tupak Katari", ubicada antes de llegar a Huarina, en la localidad de Cuyahuani. Según la denuncia del Fiscal Departamental de La Paz, Marcelo Rollano, estudiantes y hasta el rector lo protegían. 

"No tengo miedo, no tengo miedo, porque nunca he cometido algún delito, lo único que hecho es hacer cumplir la Constitución y las leyes, a nadie le he extorsionado un peso, los operativos los he hecho con ustedes, los medios de comunicación", aseveró en La Paz el exfiscal. 

Lee también: Un prontuario deja fuera al exfiscal Humberto Quispe

Aseveró que "tarde o temprano" saldrá desde donde esté y anticipó que sus demandas internacionales procederán, porque fueron violados todos sus derechos. "Sé que la justicia es corrupta, yo he sido operador", declaró.