Escucha esta nota aquí

Para Álvaro García Linera, vicepresidente del Estado, que Gonzalo Sánchez de Lozada y Carlos Sánchez Berzaín estén siendo juzgados por una corte de Fort Lauderdale, en el distrito de Florida, no es suficiente. Asegura que el deseo del Gobierno es juzgarlo en territorio boliviano. Así lo dijo ayer en un acto en El Alto, casi a la misma hora que Goni llegaba al tribunal.

Desde Santa Cruz de la Sierra, Óscar Ortiz, senador de Unidad Demócrata, aseguró que esto es mérito de los familiares de las víctimas de octubre negro y le pidió al Gobierno “no manipular”.

Para los emenerristas, esto puede ser una oportunidad para esclarecer por completo los hechos sucedidos en octubre. Según Guillermo Richter, que fue asambleísta constituyente por el partido rosado, el MNR siempre estuvo de acuerdo con el total esclarecimiento de los hechos. 

En Bolivia
Ayer, mientras los abogados de las víctimas de octubre y los que defienden a Sánchez de Lozada y su exministro comenzaban a seleccionar al jurado, García Linera se encontraba en El Alto en calidad de presidente en ejercicio, por la participación de Evo Morales en la cumbre de la ALBA. 

“Ojalá nos vaya bien”, dijo García Linera, haciéndose parte del proceso iniciado por un grupo de abogados estadounidenses que apoyan a las víctimas de octubre. 

“El día de hoy (por ayer) ese criminal está siendo enjuiciado para indemnizar a las familias por esa matanza, ojalá que nos vaya bien, pero no es suficiente, queremos enjuiciarlo aquí en Bolivia, para que responda por los más de 70 muertos y heridos", dijo García Linera.

El vicepresidente recordó que Sánchez de Lozada y su ministro de Defensa fugaron del país tras renunciar, luego de dejar decenas de muertos y centenares de heridos principalmente en la ciudad de El Alto. Consideró que desde ese momento la justicia de Estados Unidos los protege, peque llegará el día en que Sánchez de Lozada esté frente a los alteños en el país.

Desde Santa Cruz de la Sierra, Ortiz trató de ser escueto al opinar sobre juicio de Florida. Aseguró que se trata de cosas distintas, una es el proceso para resarcimiento de daño a los afectados por la violencia de octubre de 2003, otra cosa es el juicio penal contra ambos. Consideró que el Gobierno habla mucho pero poco es lo que se ha logrado avanzar con el proceso de extradición de ambos. Cuando se le preguntó que esperaba él, como representante de demócratas, de este juicio, consideró que se trataba de un tema en el que no deberían intervenir los partidos. 

Richter, ex miembro de la cúpula emenerrista ya alejado de la política, también prefirió ser escueto y consideró que el mayor valor del juicio será el esclarecimiento de lo sucedido en octubre. 

Por su parte, el exministro de Salud de Goni, Javier Torres Goitia Caballero, dijo a Erbol que Sánchez de Lozada, fue víctima de un ‘golpe’ en una revuelta popular, donde el exvicepresidente Carlos Mesa estuvo comprometido con las fuerzas que en ese momento protagonizaron una revuelta financiada por Venezuela.

Torres Goitia, que es uno de los acusados del proceso de octubre, aseguró que una prueba de esto es el decreto de amnistía que firma Carlos Mesa al momento de asumir la presidencia de la República. 

Cambio de época

Hechos sangrientos
Entre finales de septiembre y mediados de octubre, una serie de intervenciones a protestas dejaron más de 50 muertos en el país y provocaron 400 heridos. El presidente Gonzalo Sánchez de Lozada renunció y se fue a EEUU el 17 de octubre.

Fin de una era
Esto provocó una crisis de Estado, que consolidó los pedidos de una Asamblea Constituyente y la nacionalización de los hidrocarburos en el occidente, y la autonomía política-administrativa en el oriente. Acabó con el tiempo de la “democracia pactada” en los partidos.

Desectructurados
Luego de la huida de Goni, los partidos se desarticulan en el Parlamento. Surgen bancadas transversales y la crisis estatal se agrava. Solo el Movimiento Al Socialismo, partido de Evo Morales, sale fortalecido. 

Nuevo ciclo
Las renuncias de Mesa abrieron las puertas de Palacio a Evo.