Escucha esta nota aquí

Un tratamiento de la sangre con rayos UV y vitamina B puede reducir significativamente el riesgo de transmisión del paludismo por transfusión sanguínea, en los países que no disponen de los medios de los países ricos para eliminar los riesgos infecciosos, según un estudio.

Esta tecnología podría resultar también prometedora para destruir en la sangre los virus del sida, las hepatitis B y C y los del Ébola y el Zika.

Trabajos anteriores demostraron la capacidad de esta técnica de desactivar el plasmodio, el agente del paludismo, y otros agentes patógenos, entre ellos el VIH y los virus de la hepatitis B y C, in vitro y en laboratorio.

El estudio, publicado en la revista médica The Lancet, es el primero que examina el potencial de esta tecnología de reducción de agentes patógenos en condiciones reales en el ser humano.

Te puede interesar |
Bill Gates aporta millones para combatir paludismo
,

El ensayo, efectuado con receptores de transfusiones en Ghana, demuestra que este tratamiento de la sangre "reduce seriamente" el riesgo de paludismo, sin llegar a eliminarlo.

Sesenta y cinco pacientes no portadores del parásito antes de la transfusión fueron seleccionados para participar en el ensayo clínico. Algunos recibieron sangre tratada con rayos ultravioleta y vitamina B2.

El 22% de los pacientes que recibieron sangre no tratada dieron más tarde positivo por el parásito del paludismo, frente a un 4% en el caso de aquellos que recibieron sangre tratada, indica el estudio.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el año pasado hubo 214 millones de casos de paludismo, y 438.000 fallecimientos, el 90% de ellos en el África subsahariana.

El paludismo se transmite por lo general por los mosquitos, aunque se ignora cuántas personas lo contraen por transfusión sanguínea.