Escucha esta nota aquí

El director técnico venezolano, César Farías, aumentó su historial por hechos escandalosos en los que estuvo envuelto a lo largo de su carrera como entrenador de fútbol. El video en el que se lo ve dando una patada a un ciudadano en Viru Viru desató una vez más las críticas en su contra.

En esta oportunidad, las opiniones llegan con mayor fuerza contra la humanidad de Farías, ya que el venezolano es el elegido por César Salinas para dirigir a la selección boliviana a partir de enero de 2019. Recordemos que Salinas rescindió contrato con Mauricio Soria por agredir a su trabajador.

DIEZ te deja los escándalos de Farías que tuvieron repercusión internacional

En 2000, en el partido entre los venezolanos Zulianos y Estudiantes de Mérida, Farías, que en esa oportunidad dirigía a Zulianos, insultó a oficiales de la Policía y agarró a patadas una chamarra, que estaba en el suelo.

En 2011 en la Copa América de Argentina, el venezolano polemizó con Neymar. Al final del primer tiempo (Brasil-Venezuela) y cuando los equipos se dirigían a los vestuarios, el DT y el astro brasileño, se enfrascaron en una discusión que terminó con varios jugadores de Brasil corriendo de un lado para otro y con un grupo de policías interviniendo para separar.

En esa misma cita de Argentina. El actual presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, que era vicepresidente de la Federación Paraguaya de Fútbol, denunció a Farías por supuestamente incitar a la violencia tras la victoria paraguaya por penales (5-3).

El 11 de julio del 2011, Farías  se involucró en una discusión cuando dirigía al seleccionado de su país y el actual presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, indicó que Farías incitó a la violencia. La prensa paraguaya lo criticaba cuando era escoltado por la Policía.

En 2014, cuando dirigía al club Tijuana de México ingresó al campo de juego y después de agarrar a un jugador rival lo tiró al piso. El enfurecido Farías en lugar de aplacar las discusiones entre futbolistas también tomó parte activa de la gresca al igual que un dirigente del Cruz Azul.

 

En julio de 2017, el venezolano golpeó al dirigente de Oriente Petrolero, Benjamín Saucedo, en el estadio Hernando Siles, por esa acción fue castigado por dos años por la justicia deportiva; sin embargo, después de un tiempo se le acortó la sanción por lo que volvió a dirigir en el país.

En mayo de 2018 intentó doblarle el dedo pulgar izquierdo al arquero Romel Quiñónez, que defendía la portería de Bolívar.

En septiembre de 2018, Farías intentó taparle la boca a Luciano Ursino, de Sport Boys cuando discutía con el arquero Daniel Vaca al final del primer tiempo en Warnes. El DT salió en medio de los insultos de la hinchada local.