Cerca de la media noche de ayer se levantó el paro que cumplían por 25 días los trabajadores del Sindicato MITI2 con la empresa concesionaria Iquique Terminal Internacional (ITI), medida que suspendió las actividades en el puerto chileno. 

La medida de presión, que afectó a casi mil conductores bolivianos que transportaban y esperaban mercadería en la zona, deparó el reclamo de la Cancillería boliviana, que nuevamente denunció el incumplimiento del Tratado de 1904 en lo referido al libre tránsito. 

Según radio Bio Bio, la protesta tuvo su origen en la negociación colectiva del sindicato Nº 2, donde 61 trabajadores decidieron paralizar y presentar sus demandas a ITI, apoyados por los otros tres sindicatos de la empresa.

El Gobierno boliviano exigió el resarcimiento económico a los conductores que fueron multados por la demora en las entregas y el alquiler de contenedores, además del drama migratorio y la imposibilidad de reunirse con sus familias. 

Los datos indican que el paro portuario ha desencadenado millonarias pérdidas en la Zona Franca de Iquique, más de 25 barcos se fueron a otros puertos y camioneros bolivianos varados con y sin cargas en la ruta internacional, de acuerdo al reporte del vecino país.