Escucha esta nota aquí

Cuando ya se han disputado 20 fechas del campeonato Clausura, hay varios equipos que empiezan a mirar con mayor frecuencia la tabla de posiciones acumulada de la temporada 2018 de la División Profesional, tomando en cuenta que de esta clasificación se conocerá qué equipo descenderá directamente (último) de categoría y cuál será el que defienda su cupo en los partidos de ida y vuelta por el descenso indirecto (penúltimo).

Cabe recordar que la tabla acumulada es el resultado de las primeras 14 fechas del anterior torneo Apertura y de las 26 que se disputarán en el presente campeonato Clausura.

A este último certamen le restan por jugar seis fechas y, de acuerdo a las posiciones, Universitario mantiene, desde hace varias fechas, el último lugar y es el candidato a dejar la categoría; sin embargo, aún puede salvarse porque tiene chances de sumar 18 puntos a su actual puntuación y, además, no muy arriba de su ubicación se encuentran equipos como Real Potosí, Destroyers, Aurora y Guabirá, aunque con menos probabilidades, que necesitan mejorar su campaña para zafar de una zona que incluso a los azucareros puede perjudicarlo, de descender, con perder la clasificación a la Copa Sudamericana (así lo establece el reglamento del campeonato), que ya tiene asegurada por haber hecho un gran torneo Apertura.

Pero por ahora, todo puede suceder de aquí al final.

De todas maneras, si Universitario desciende sería una pena para los chuquisaqueños, que ascendieron a la Liga del Fútbol Profesional Boliviano, hoy División Profesional, el 2005 y que tuvieron años dorados el 2008 cuando fueron campeones nacionales y la temporada 2013-2014, cuando fueron ganadores del torneo Clausura.

Otro que la pasa mal es Destroyers, que volvió al seno del profesionalismo después de una década y al que le faltan por jugar cuatro de las seis fechas referidas, porque adelantó dos partidos. La derrota que sufrió el sábado en la Villa Imperial ante Real Potosí (3-2) lo puso en aprietos.

El equipo cuchuqui tiene solo 12 puntos por acumular. De esos cuatro compromisos, solo dos jugará en casa y uno de ellos justamente será en la fecha 26 frente a Universitario. La preguntes es ¿se definirá en ese partido el descenso directo o indirecto?.

Puede darse, pero en ese tren también viaja Real Potosí.

Los lilas aún tienen pendientes cinco de las seis fechas que le faltan disputar al Clausura, ya que adelantó un partido de visitante contra San José, el actual líder del presente torneo que se juega.

Esto implica que tiene 15 puntos por sumar, pero solo dos partidos debe jugar en casa (ante Royal Pari y Aurora). El resto, de visitantes y muy complicados porque enfrentará a Guabirá, San José, Oriente Petrolero y Bolívar.

Con este panorama no hay dudas de que se viene una recta final del campeonato en la que se jugarán intensas finales.

Como lo dijimos más arriba, en este grupo de equipos también se los puede insertar a Aurora y a Guabirá, pero con menos posibilidades, sobre todo para el directo porque por ejemplo los rojos de Montero le sacan a Universitario de Sucre 10 puntos y los celestes cochabambinos están a ocho de los capitalinos.

De todas formas, ambos (Guabirá y Aurora) deben esforzarse para escaparle completamente a los de abajo, pues está claro que de no sumar puntos de aquí hasta el final, pueden terminar en el indirecto, una definición que origina complicaciones.