Escucha esta nota aquí

13/04/2015

Los pobladores del Plan Tres Mil están a punto de cumplir un sueño más gracias a la fundación Hombres Nuevos, que dirige del padre Nicolás Castellanos.

En el corazón de la ciudadela, es decir, en la zona de El Mechero, una imponente iglesia al estilo jesuítico está por inaugurarse. La obra tiene un avance el 90% y se espera que esté terminada en agosto próximo.

Se trata de una réplica de la iglesia de San Javier, pues, aunque se han empleado materiales modernos, las dimensiones y diseño son similares a uno de los templos catalogados como patrimonio de la humanidad por su arquitectura colonial y símbolo de evangelización.

“Estamos en los detalles, esto toma tiempo porque es arte puro”, afirma emocionado el padre Castellanos, mientras recorre la nueva iglesia.

El religioso explica que en el interior del templo una hilera de columnas de madera talladas con motivos barrocos crean una especie de nave con tres plantas, una principal y dos laterales.

En la fachada se observan cuatro columnas debidamente talladas, una puerta principal y dos laterales. Además, en el ingreso se construirá una torre para el campanario y también falta levantar el retablo en el interior del templo.

Inversión

Según el padre Castellanos, inicialmente se presupuestó $us 350.000 para la obra, pero este monto ya ha sido superado. El financiamiento proviene de la ayuda española, a través del benefactor Carlos Laborde Muñoz, además, de la Fundación Pedro y Rosa.

El religioso resaltó la importancia de una iglesia en el centro del Plan
Tres Mil. “Es primordial que en el corazón del Plan haya un símbolo que nos hable del ayer y de un mañana donde haya pan para todos, trabajo para todos y dignidad y que, además, nos recuerde que nunca debemos renunciar a Dios ni a los valores espirituales y cristianos”, sostuvo.

Los pobladores del lugar recuerdan que ese espacio fue recuperado por la Fundación Hombres Nuevos y estudiantes de la zona, ya que loteadores y comerciantes intentaron tomarlo en varias oportunidades