Escucha esta nota aquí

Debido a las bajas temperaturas que han descendido hasta los 11 grados, el Zoológico Municipal de la capital cruceña protege los ambientes de los animales para evitar que estos se enfermen.

Para protegerlos del intenso frío se han colocado carpas a varias jaulas de aves y se ha colocado mayor cantidad de paja a los nidos; mediante termostatos se controla que la temperatura del acuario oscile entre 24 y 26 grados; ademas, a través de calefactores colocados en el serpentario se mantiene a los reptiles en temperatura adecuada. 
 
En las jaulas de los mamíferos se están colocando colchones de paja para que no tengan contacto directo con el suelo frío y la humedad no les afecte. 

Otra medida tiene que ver con la dieta de los animales, es decir, se les da productos ricos en calorías a fin de que puedan soportar el frío

“Todas estas previsiones van mejorando año a año por el aporte de los guarda faunas, el equipo de conservación y la experiencia  que se tiene sobre el clima cambiante de Santa Cruz", dijo Marcelo Ruiz, director del Zoológico Municipal.

Explicó que esta unidad desconcentrada de la comuna cuenta con un presupuesto de más de 50.000 bolivianos para atender las necesidades de los animales en temporada fría.