Escucha esta nota aquí

La empresa estatal “Mi Teleférico” envió un comunicado, la mañana de este domingo, informando que no están transportando pasajeros en su línea amarilla hasta que se haga la tala de árboles correspondiente para evitar nuevos incidentes tras el ocurrido el sábado.

El comunicado oficial fue enviado para aclarar las causas por las que las cabinas de la línea amarilla se paralizaron por aproximadamente tres horas dejando alrededor de 19 personas atrapadas.

“El sábado 14 de febrero, alrededor de las 20:00 horas, un árbol cayó e impactó al cable de Mi Teleférico, específicamente en el trayecto de de ?Quta Uma? a Qana Pata de la línea amarilla. El sistema detectó esta anomalía e inmediatamente se detuvo”, dice parte del comunicado.

La empresa indicó que el hecho se produjo por factores externos y resaltó que las medidas de seguridad del sistema “funcionan a la perfección”.

El pánico cundió entre los 19 pasajeros afectados y hubo nueve heridos leves. Mi Teleférico indicó que se hará cargo de los gastos médicos provocados por la avería.

Asimismo, informaron que cuando el sistema se paralizó, este alertó a los técnicos de Mi Teleférico, Teleféricos Doppelmayr Bolivia (TDB) y a los representantes de Gobierno Municipal de La Paz, quienes subieron a la torre para arreglar el desperfecto.

Los pasajeros afectados recibieron atención médica de ambulancias y grupo de rescate que llegaron al lugar. Según la Alcaldía paceña, los pasajeros presentaron hipotermia, producto de las condiciones del tiempo, tras estar más de tres horas encerrados en las cabinas.

De acuerdo al Ministerio de Obras Públicas, los afectados fueron llevados a las Clínicas Rengel y Copacabana, donde al menos dos sufrieron goles en la cabeza, pero no de gravedad.

Al finalizar, la empresa reveló que desde las 05:30 horas de este domingo, el funcionamiento de los equipos está apto para comenzar a operar comercialmente. Pero insistió que no volverá a funcionar el teleférico hasta que se complete la tala de árboles de la zona donde se produjo la caída del sábado.