Escucha esta nota aquí

Seis policías resultaron heridos ayer al ser embestidos por un minibús en cercanías de Cuatro Cañadas, hasta donde habían llegado las fuerzas del orden luego de haber logrado el repliegue de los transportistas que mantenían cerrada la vía en la zona de Pailón. Sin embargo, en San Julián, San Ramón, Cuatro Cañadas y Guarayos la medida se masifica.

“Ha sido una actitud criminal que tiene que tener su pena en la cárcel”, sostuvo anoche Alfonso Siles, comandante departamental de la Policía, al informar de que dos personas han sido detenidas por este hecho y dijo que serán derivadas ante un juez.

Cabe recordar que la principal exigencia de los transportistas, juntas vecinales y mototaxistas es el reemplazo de la actual carretera por otra nueva para que dé una solución final al problema de los baches, a la falta de señalización y luminarias.

Desde la Administradora Boliviana de Carreteras regional Santa Cruz (ABC) indicaron que se espera iniciar las obras en cuanto se concrete el desembolso de los recursos.

En Pailón

El bloqueo en este municipio fue levantado a las 14:30, de ayer, cuando un gran número de policías, que llegaron horas antes al lugar, comenzó a avanzar hasta el corazón del bloqueo, ubicado en el ingreso a esta localidad.

La Policía movilizó un vehículo antimotín y los uniformados portaban agentes químicos y armamento antidisturbios.

Al verse acorralados por las fuerzas del orden, los bloqueadores se replegaron. En las escaramuzas, una persona sufrió una herida leve. “Nos replegamos por estrategia, pero las protestas van a continuar”, afirmó Valuis Sequeli, dirigente del transporte de la Chiquitania.

El dirigente sostuvo que el bloqueo continuará en otras localidades, debido a que sus exigencias ya llevan mucho tiempo y desde el Gobierno y la ABC solo les prometen obras que no cumplen.

Las demandas

Los transportistas que realizan las medidas de presión exigen la renuncia del jefe regional de la ABC, Adhemar Rocabado, por no darles una respuesta a sus demandas de mejora de la ruta.

Otros de los pedidos son el diseño final de la doble vía Cotoca–Paraíso y el mantenimiento y bacheo permanente en la ruta San José–San Ignacio, y San Matías.

Pero el mayor reclamo es la reconstrucción de la vía Santa Cruz –Trinidad. Se pudo observar que la vía es muy irregular, que presenta zonas en buen estado y otros trazos de esta ruta están completamente deteriorados.

Por ejemplo, en la ruta entre Pailón y Cuatro Cañadas, la capa asfáltica está completamente destruida.

Las respuestas de la ABC

Rocabado admitió que la vía Santa Cruz-Beni cumplió su vida útil. Pero aclaró que la demora en la reconstrucción de la carretera obedece a que los organismos internacionales que están financiando el proyecto, no desembolsaron los recursos.

Indicó que por eso las cuatro empresas que se han adjudicado la ruta aún no han montado sus campamentos, salvo la empresa Benicruz, que armó un espacio en Cerro Chico (Guarayos) para almacenar áridos.

Agregó que desde el Ministerio de Obras Públicas se están realizando todas las gestiones para apurar el desembolso de los recursos que permitirán la construcción de 540 kilómetros y que necesitará una inversión de $us 250 millones.

En San Julián

El corresponsal de EL DEBER Néstor Lovera indicó que las personas y vehículos que tuvieron que levantar el bloqueo en Pailón llegaron a Cuatro Cañadas para instalar un bloqueo.

Mientras que en San Julián la medida se masifica con la participación de las juntas vecinales y los mototaxistas que están apoyando al transporte interprovincial. A su vez, Jacinto Manchaca, dirigente del transporte local (Guarayos), indicó que hasta la fecha existen 11 compromisos, con la ABC, primero para el bacheo, luego para la reposición total de la capa asfáltica, pero ninguno se cumplió.

Cifras

250
MILLONES DE DÓLARES

Es la inversión para la nueva carretera Santa Cruz-Beni.

540
KILÓMETROS

Es la longitud que tendrá la nueva obra.

4
ADJUDICADAS

Son las empresas encargadas en construir la nueva carretera.