Escucha esta nota aquí

El peruano Roberto Mosquera, entrenador de Royal Pari, comenzó a calentar el juego del domingo frente a Bolívar (16:00), en el estadio Hernando Siles. Mosquera dijo ayer que “en La Paz no se puede jugar con nadie de igual a igual”, en referencia a los 3.600 metros de altitud que tiene la sede de Gobierno.

Royal Pari marcha en el segundo lugar de la tabla de posiciones del certamen Clausura con 26 unidades. En cierto momento del torneo estuvo de puntero, pero como hace tres fechas que no conoce de triunfos, cayó al segundo casillero.

El equipo inmobiliario perdió primero con Destroyers, luego cayó por la mínima diferencia con Oriente Petrolero y en la última jornada cedió otras dos unidades frente al elenco de San José, con el que igualó a un gol por lado.

“En La Paz no se puede jugar con nadie de igual a igual, es una ventaja competitiva enorme que tienen los equipos de allí. La deuda que tiene la selección es ganar allí, es que todos no se explican ¿cómo a 4.000 metros no se puede clasificar?”, declaró ayer a los medios de prensa cruceños.

El DT dirigió el año pasado a Wilstermann de Cochabamba, con el que estuvo a un paso de llegar a las semifinales de la Copa Libertadores, pero en ninguna ocasión hizo alusión a los 2.500 metros que existen en la capital valluna y que también jugaron en su momento a favor de los aviadores.

Mosquera explicó que tiene la experiencia de jugar en ciudades de altitud y agregó: “Yo conozco la altura y sé cómo plantear un partido, pero es una ventaja enorme (para los equipos de La Paz) que hay que saber maquillarla cambiando el sistema o ver qué hombres corren más en la altura. Antes la altura determinaba, ahora influye, pero no determina quién gana el partido”.