Escucha esta nota aquí

El periodista, productor y presentador de radio y televisión cubano forma parte desde esta semana del equipo de columnistas del Diario Mayor. Cala tiene un exitoso programa de entrevistas en la cadena CNN en español.

¿Qué lo motiva a escribir sobre temas inspiracionales?
Mi propio proceso de transformación. He vivido en primera persona el cambio. Tuve que convertirme en un gladiador de la mente para imponerme a las circunstancias que me rodeaban y así descubrí las ventajas del autodescubrimiento, de la meditación, del yoga, de todas las posibilidades con que contamos los seres humanos para construir nuestro propio camino. Mi propósito es compartir estas enseñanzas, siempre desde la posición de un eterno aprendiz de la vida.

¿Qué enseñanza le deja haber entrevistado a numerosos líderes de opinión de Latinoamérica?
Escucharlos me hizo conocer mucho mundo, porque escuchar es la clave para entender el mundo. Soy un afortunado por haber podido conversar con personas extraordinarias, todas con historias diversas y carreras impresionantes, no solo profesionales, sino también de vida. América Latina es una región diversa. Para mí ha sido un reto conducir un programa que interese por igual a un boliviano que a un mexicano. Y el hilo que une a las perlas del collar es precisamente el ser humano y su posición frente a la vida, da igual su nacionalidad, su raza o su estatus económico.

¿Qué fue lo que más le sorprendió de Bolivia durante su última visita?
En Bolivia estuve una sola vez para celebrar los 25 años de la carrera de mi amiga Sandra Coscío en Santa Cruz. Recuerdo que fue un viaje muy singular, porque incluso necesité oxígeno en La Paz. Un viaje breve pero intenso, con entrevista al presidente Evo Morales incluida. Estamos organizándolo todo para volver este año a Bolivia, con nuestra gira latinoamericana EsCALA a otro nivel, que se iniciará muy pronto y comprende decenas de ciudades de todo el continente.

Ya conocemos su obra El poder de escuchar ¿Qué nos puede decir de su más reciente obra Un buen hijo de p…?
Un buen hijo de p… es mi segundo libro, y el primero de ficción. Es una fábula inspiracional que apuesta por convertirnos en algo mejor de lo que somos hoy. Su mensaje insiste en que cualquiera que sea nuestra historia personal, podemos romper con la condición de víctima y llevar nuestra vida a otro nivel. Al nivel de iluminación hacia el aprendizaje, el crecimiento, la excelencia. Los lectores bolivianos pueden encontrarlo ya en la librería Los Amigos del Libro.

¿A qué público quiere llegar a través de sus artículos?
Siempre trabajo para un público general, que tiene aspiraciones y éxitos, pero también dudas e incertidumbres. Me interesa llegar a todo aquel que crea que su vida puede mejorar y puede compartir mejor lo que tiene, para dar el gran salto en cuanto a abundancia espiritual.

¿Cómo influye en sus escritos la actualidad informativa en la que está inmerso como periodista?
La actualidad es compleja y está repleta de noticias negativas. Eso no podemos ni debemos ocultarlo, pero podemos prepararnos para equilibrar nuestro mundo. Por eso, escribir y hablar en público sobre temas de inspiración es también una especie de cura para mí mismo. Necesitamos cambiar, para que el mundo cambie