Escucha esta nota aquí

El presidente electo de Argentina, Mauricio Macri, llegó este viernes a Brasilia para la que será su primera entrevista con la mandataria de Brasil, Dilma Rousseff, con quien tratará sobre diversos asuntos bilaterales y regionales.

Macri se dirigió desde el aeropuerto directamente hacia el Palacio presidencial de Planalto, al que entró por una puerta lateral acompañado por una delegación que integran, entre otros, su futura canciller, Susana Malcorra, y quien será su jefe de gabinete, Marcos Peña.

Rousseff lo recibió en su despacho acompañada por su ministro de Relaciones Exteriores, Mauro Vieira, quien ya ocupó el cargo de embajador en Buenos Aires, y otros funcionarios de su Gobierno.

Según fuentes oficiales, Rousseff y Macri harán un repaso de las relaciones entre Brasil y Argentina, los dos mayores socios del Mercosur, con cierto énfasis en asuntos comerciales.

La entrevista de Macri con Rousseff ocurre en momentos en que la presidenta brasileña se enfrenta a la posibilidad de ser sometida a un juicio con miras a su destitución por una serie de irregularidades en los balances del Gobierno.

El proceso comenzará formalmente el próximo lunes, cuando será instalada una comisión parlamentaria especial que analizará si esas irregularidades dan el soporte jurídico necesario para avanzar en un juicio político contra la mandataria.

Tras ser recibido por Rousseff en Brasilia, Macri viajará a San Pablo para una reunión con directivos de la Federación de Industrias del Estado de San Pablo (Fiesp), el más influyente gremio empresarial del país.

Macri luego partirá a Chile

Desde San Pablo, el presidente electo de Argentina viajará hacia Santiago, donde esta misma noche será recibido por la mandataria chilena, Michelle Bachelet.