Escucha esta nota aquí

A las 18:00 de este domingo, con el conteo de votos al 95%, Jair Bolsonaro aseguró la presidencia de Brasil al obtener el 55,7% de los votos, de acuerdo al Tribunal Regional Electoral.  Una multitud se reunió desde varias horas antes de los anuncios frente a la casa del excapitán del Ejército para festejar una victoria ampliamente prevista por los sondeos.

En tanto, el candidato del Partido de los Trabajadores, Fernando Haddad, obtuvo el 44,4%.

El nuevo mandatario del país más grande y poblado de América Latina asumirá en el Palacio do Planalto, en Brasilia, el 1 de enero de 2019 junto a su vicepresidente Antônio Hamilton Mourão, exgeneral del ejército que pasó a retiro este año para sumarse a la campaña.

Uno de los simpatizantes inicia el festejo en Brasil

Un giro al a derecha

Bolsonaro rompió este domingo con el dominio del Partido de los Trabajadores, que se había impuesto en las elecciones desde el 2002 y gobernó el país durante 14 años,  primero con Lula y luego con Dilma Rousseff, hasta que esta fuera destituida y su vicepresidente, Michel Temer, asumiera el mando del país hasta estos comicios.

Con un fuerte discurso homofóbico, xenófobo y misógino, pero también con promesas de luchar contra el crimen y la corrupción, Bolsonaro generó el revuelo que hoy marca un hito en el país.

Las últimas mesas en cerrar fueron las de los municipios fronterizos con Bolivia, por el huso horario