Escucha esta nota aquí

Cinco vocales electorales expresaron su respaldo a la presidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Wilma Velasco, tras las afinaciones de uno de sus colegas, Ramiro Paredes, que fue suspendido y es procesado por faltas graves.

"Ante las últimas versiones mediáticas en sentido de que se quiere acorralar a la presidenta del Tribunal Supremo Electoral, Wilma Velasco, la Sala Plena hace conocer que la presidenta elegida democráticamente goza del apoyo de todos los vocales hasta la culminación de sus funciones", señalan en un comunicado.

En la víspera, la autoridad denunciada por festejar su cumpleaños junto con militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS), dijo a EL DEBER que un grupo de poder intenta tomar la presidencia de esa institución y lamentó que autoridades, también cuestionadas, ahora lo juzguen.  

"Hay una acción de cooptamiento de la presidencia del Órgano Electoral; aunque nieguen y perjuren, pero parece que la intencionalidad es esa, toda vez que hay acciones de cerco a la presidencia para obligarla a que renuncie o alejarla", declaró Paredes.

Además, el vocal señaló que "son aspectos de intereses internos de grupos de poder que actúan más allá de lo que la denuncia establece (...) Siempre ha sido su intención para presionar a la presidenta y deje ese cargo".   

Tres semanas para el proceso

En un plazo de tres semanas se definirá el futuro de Ramiro Paredes, según el vicepresidente del TSE, Wilfredo Ovando, que cambió de parecer y ahora señala que existen los indicios suficientes como para juzgar a la autoridad electoral. 

"Había una primera denuncia de diputados con dos fotocopias de dos fotos, mismas que mostraron que Paredes está con una torta, esa denuncia se la rechazó porque no era suficiente prueba. Si no hay suficiente indicio no se puede abrir la causa, el tema es legal, no de voluntad. Esta es otra denuncia por otras personas y con otras", declaró Ovando a radio Fides.