La Gobernación de Oruro prepara la declaratoria de desastre natural para el lago Poopó, que sufre una severa sequía que redujo al mínimo su área con agua. Se busca tramitar recursos extras para mitigar los efectos del cambio climático. 

"Primero es lo primero, y lo primero es declarara el desastre (natural) y lo segundo es trabajar estrategias, a corto plazo, mediano plazo y a largo plazo. A corto plazo son las familias, garantizar la vida de aquellas familias que estrictamente su medio de subsistencia era la pesca", dijo la autoridad departamental, Víctor Hugo Vásquez. 

Conoce más: En Oruro no hubo alerta por la sequía del Poopó

La autoridad, que arribó a La Paz para participar de la tercera sesión del Consejo Nacional de Autonomías, afirmó que "a mediano plazo es el tema de proyectos, como el criadero de peces, y a largo plazo podemos ir hablando de otros temas. En ese marco, se irá planificando".

EL DEBER sobrevoló la extensión del Poopó y comprobó que gran parte del líquido elemento desapareció. "Se ha secado", aseveró el propio Gobernador, dentro del viaje, que duro al menos una hora y media por toda la superficie de lo que fue el lago. 

Lee también: “No creo que sea tarde para salvar al Poopó”

"El factor fundamental de este desastre natural es el calentamiento global, en donde los países industrializados contaminan el medio ambiente y los que pagamos somos los pobres, en este caso, los que vivimos en las orillas del lago Poopó", agregó la autoridad. 

Explicó que existen otras causales secundarias, como "la contaminación, el sedimento, el río Mure en el lado peruano, el uso del río Desaguadero del lado boliviano para actividades agrícolas", mismos que influyeron para la tragedia ambiental. 

Puedes ver: Pescadores buscan otras actividades ante sequía

Se tramitará ante la Asamblea Legislativa Departamental la declaración de desastre, aunque hace un año se promulgó una ley similar, debido a la masiva muerte de peces y aves acuáticas. La actual situación tiene en zozobra a las autoridades.