Escucha esta nota aquí

Dionisio Franco Méndez, de 40 años, padre de dos niños afectados en la explosión de un ducto de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) en Villa Montes, falleció la noche del miércoles en la clínica Foianini. Tras el lamentable suceso, los médicos Felipe Centellas de la clínica Foianini y Rodrigo Arrien de YPFB, confirmaron que la esposa y los dos hijos del infortunado, que también resultaron afectados y permanecen en cuidados intensivos, serán trasladados a hospitales especializados en quemados a Estados Unidos.

El equipo médico confirmó el deceso de Dionisio Franco Méndez por un paro cardiorrespiratorio como consecuencia de las graves quemaduras en el 80% de su cuerpo, las que sufrió la semana pasada.

Los galenos explicaron que en casos de quemaduras cuando un paciente tiene un 30% del cuerpo afectado, es considerado crítico.

En estos casos específicos, la madre presenta un 80% de su cuerpo quemado, su hija el 95% y el niño un 40%. Los médicos aseguraron que se realizan todos los trámites para que el traslado sea lo más pronto posible y podría ser hoy directo hasta Texas.

Le dan trabajo al hermano El médico Rodrigo Arrien manifestó que YPFB se está haciendo cargo de todos los gastos del sepelio del fallecido y del traslado a Texas de la madre y sus dos hijos. Señaló, además, que su otro hijo, Celso Franco, fue contratado de forma indefinida en YPFB Transporte y el mismo acompañará a su madre y hermanos a Estados Unidos para su atención.