El presidente estadounidense, Barack Obama, y la canciller alemana, Angela Merkel, estuvieron de acuerdo ayer en que Grecia debe retomar el camino de las reformas y evitar su salida de la zona euro.

En una llamada telefónica en la que conversaron sobre la crisis griega, Obama y Merkel "coincidieron en que era de vital importancia hacer todo lo posible para retomar un camino que permita a Grecia reanudar las reformas y recuperar el crecimiento en la zona euro", precisó en un comunicado el Ejecutivo estadounidense.

Obama y Merkel dijeron que sus asesores económicos estaban siguiendo de cerca la muy cambiante situación, agregó el comunicado.

Las duras y largas negociaciones entre el Gobierno griego y los acreedores del país se rompieron dramáticamente el sábado, cuando los ministros de Finanzas de la zona euro rechazaron prolongar en una semana el programa de ayuda en curso, que expira el martes 30 de junio.

El Gobierno griego quiere organizar para el 5 de julio un referendo sobre la propuesta de sus acreedores, la que impone cortes presupuestales a cambio de un rescate, y recomienda votar "no"/AFP.