Una comisión de la Aldea de Niños del Padre Alfredo entregó en manos del presidente Evo Morales las denuncias del directorio sobre las presuntas irregularidades cometidas por el órgano judicial en los procesos de adopción, en los últimos tres años.

Morales dijo tener conocimiento del caso y dispuso sus atenciones para conocer la documentación recibida que también estará en manos de las autoridades competentes.

Al mismo tiempo se hizo la solicitud escrita al mandatario para realizar una auditoría legal a los procesos de adopción de los últimos cinco años. Entre tanto, se ratifica desde la aldea que "no sale ningún menor, mientras no se encuentre la punta del ovillo", manifestó Claudio Caiguara, miembro del directorio y abogado de la aldea.

Las denuncias se refieren a la violación del procedimiento de adopción, situación que causa trauma psicológico en los niños, sus hermanos y familiares, el amedrentamiento a los tutores de la Aldea, discriminación al momento de seleccionar al adoptado, entre otros.