Escucha esta nota aquí

Una segunda investigación está abierta en Zimbabue a causa de otro presunto cazador ilegal estadounidense, semanas después de la muerte del famoso león africano Cecil en el mismo lugar, el Parque Nacional Hwange.

Un oncólogo-ginecológico que dirige el Centro por la Medicina sin Sangre y Cirugía en un hospital de Pittsburgh, Estados Unidos, es el aparente responsable de la caza de otro león en África, que según las autoridades de Parques Nacionales se había producido sin permiso.

Fuentes judiciales de Zimbabue indican también, que la caza del león fue arreglada por un hombre con nacionalidad local que posee una empresa de safaris, según comunicó la BBC.

Una autoridad del parque Hwangue agregó en un comunicado que se acordó "llevar a cabo una investigación en todo el sector para acabar con todas las actividades ilegales de caza", pero no está claro si este último caso es resultado de esta investigación.

Una gran cantidad de imágenes circulan en las redes sociales donde el ‘Doctor Jan Seski’, aparente responsable de las cacerías posa junto a varios animales muertos, como un hipopótamo, un elefante y hasta un impala.

Caso Cecil

El pasado 6 de julio, Walter Palmer, un dentista de Estados Unidos, mató a Cecil sin contar con los permisos necesarios. Zimbabue pide ahora su extradición.

Palmer pagó unos 50.000 dólares a una empresa de safari local para cazar al famoso león, una gran atracción turística en el Parque Nacional Hwange.

Posteriormente explicó que pensaba que la cacería era legal y que no sabía que Cecil estaba protegido.

Por su parte, el Gobierno de EEUU dijo que estudiará una petición pública para extraditar al dentista que han firmado hasta ahora 100.000 personas.