Escucha esta nota aquí

Sisi Carreño, dirigente de San Matías, ha denunciado que desde hace 20 días no hay energía eléctrica en la población fronteriza entre Bolivia y Brasil. De acuerdo con la denuncia, la empresa eléctrica Guaracachi ha cortado el suministro y hasta la fecha no la ha restablecido.

“La población de San Matías se encuentra en emergencia, desde hace 20 días estamos en tinieblas y sin agua. Guaracachi nos entregó hace cinco años una turbina, pero esta ya no funciona y se niegan a darnos una respuesta. Vamos a tomar Guaracachi si no hay una solución”, denunció Carreño.

La semana pasada, la población realizó un cabildo abierto en las instalaciones de Guaracachi en San Matías, en donde expresaron sus molestias. La protesta generó una marcha con antorchas en horas de la noche.

Desde el lugar advierten con tomar las instalaciones de la empresa si el ministro de Energía e Hidrocarburos, Juan José Sosa, no soluciona el conflicto.

EL DEBER intentó comunicarse con Eduardo Paz, gerente general de Guaracachi, para recabar más información al respecto de lo que está sucediendo en la población fronteriza; sin embargo, desde la empresa indicaron que él no se encuentra.

Guaracachi asumió la generación de energía en julio de 2010. Antes los matieños le compraban a Brasil. En la oportunidad, la empresa instaló una termoeléctrica con una inversión que supera los 2,5 millones de dólares con una potencia generadora de 2,7 megavatios para abastecer a una población de 1.800 familias.