Escucha esta nota aquí


Una adolescente, de 13 años, sufre de daños neurológicos y de una enfermedad de transmisión sexual supuestamente causadas por su cortejo, un sujeto de 22 años, que ayer fue liberado con medidas sustitutivas por una jueza.

Yomara Terceros, abogada de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia, manifestó que el caso fue denunciado por violación y por otros delitos, puesto que un examen forense confirmó el acto sexual, además de que se le detectó una patología neurológica y condilomatosis (enfermedad de transmisión sexual causada por el virus del papiloma humano).

La jurista indicó que la Defensoría de la Niñez apelará por escrito el fallo judicial porque considera que no hubo la valoración adecuada puesto que, a su entender, en este caso se configura el delito de violación por más que se alegue noviazgo o consentimiento, debido a que la víctima es menor de edad.

De condición humilde
La adolescente requiere de una valoración médica especializada urgente debido a que presenta un parálisis parcial del cuerpo, aparentemente, como secuela del abuso.

La madre y el padrastro son de escasos recursos. Todo ocurrió el 7 de diciembre y la adolescente estuvo internada una semana en un hospital público