El filme del boliviano Joaquín Tapia ganó en la categoría de mejor cortometraje latinoamericano

El cortometraje Primavera, del joven director boliviano Joaquín Tapia, ganó la noche del sábado en la categoría mejor cortometraje latinoamericano, durante la 22.ª edición del Festival Internacional de Cine de Valdivia, en Chile.

Primavera muestra un día en una escuela rural, donde se realiza un desfile para la elección de la reina de la primavera, en el que los niños son los protagonistas

Este corto ya había sido presentado anteriormente en la sección Generation, del festival de cine de Berlín. El de Valdivia es uno de los más importantes encuentros cinematográficos de esta región.

Este año, la ganadora de la principal categoría, mejor largometraje internacional, fue Motu Maeva, de Maureen Fazendeiro, de Francia; y en la categoría de películas nacionales el premio fue para Atrapados en Japón, de Vivienne Barry