El magistrado suspendido del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), Gualberto Cusi, dijo que no perdonará al ministro de Salud, Juan Carlos Calvimontes, que los días pasados reveló la enfermedad terminal que afecta al tribuno

"Cada uno de nosotros es responsable por lo que hace o no hace y el hecho de disculpar o perdonar implicaría mantener una situación de impunidad, es decir, si una persona cometió una infracción o delito debe ser no más investigado", aseveró el indígena en entrevista con la radio Erbol.

Dijo esperar que se aplique el debido proceso contra el ministro y que se lo sancione según las normas por vulnerar la Ley 3729 que garantiza la confidencialidad, privacidad, reserva y que instruye que no se pueda divulgar de ninguna manera la condición médica de una persona afectada por el mal que lo aqueja. 

"Yo, en el juicio que se me sigue, he pedido que se respeten mis derechos, mis garantías y el debido proceso. Si es así, no tenemos por qué gritar al cielo y en ese sentido es que se cumpla con la Ley porque se puede volver una práctica cotidiana", explicó Cusi. 

El magistrado suspendido sostuvo que no le gusta estar inmerso en procesos judiciales y admitió que "cualquier humano se pude equivocar", en referencia a Calvimontes y estimó que "quizá en algún momento pueda llegar el perdón, bajo el principio de amor".

Esta mañana el vicepresidente Álvaro García Linera calificó como un exceso que el ministro de Salud, Juan Carlos Calvimontes, divulgara la enfermedad que afecta al magistrado y confirmó que el presidente Evo Morales evalúa los pedidos de renuncia.

"Se le pidió al ministro, hace cuatro semanas atrás, informe la condición médica del señor Cusi y él informó, dijo "tiene una enfermedad de alto riesgo, no se está cuidando" (...) Y bueno, luego salió con una nueva información que no está cumpliendo lo que dice la norma, hemos lamentado esa declaración (...) Se ha excedido el ministro", señaló la autoridad en rueda de prensa.