Escucha esta nota aquí

La Fiscalía Departamental de Pando logró dos sentencias condenatorias contra exfuncionarios de la entonces prefectura de Pando, por el delito de corrupción. Julio Rojas Mejía cumplirá una condena de tres años y Harold Mesa Soza, de cuatro años.

Los datos proporcionados por la máxima autoridad de esa instancia, Olvis Egüez, indica que ambas personas fueron procesadas por los delitos de incumplimiento de deberes y peculado.

“El Ministerio Público, en ambos casos, presentó todas las pruebas documentales, consistentes en documentos contables, formularios de libro mayor, certificaciones de la secretaría de Economía del Gobierno Departamental de Pando que establecen las deudas y los descargos no presentados”, manifestó.

Julio Rojas Mejía desempeñó funciones en las gestiones de los entonces prefectos Hugo Tellería, Carlos Camacho y Pedro Bigabriel. Recibió en 14 oportunidades diferentes montos económicos que hacen un suma total de 477.604 bolivianos.

Harold Mesa Soza, recibió, en 17 oportunidades, diferentes montos económicos en la suma total 664.209 bolivianos (para diferentes actividades como diagnósticos sectoriales de orden territorial, seminarios talleres de difusión de la Ley 2150, evaluaciones del Municipio con participación de Comités de Vigilancia y OTBs).

En ambos casos, fueron condenados por los delitos de incumplimiento de deberes, al haber omitido su obligación de presentar sus descargos en el periodo fiscal y con documentación idónea, desobedeciendo la Ley 1178 y DS 23318 - A.

El peculado (la malversación de caudales públicos) se evidenció al haberse desembolsado, a nombre de estas personas y éstas haber cobrado, cheques y no presentar los descargos, apropiándose ilegalmente de estos recursos que hasta la fecha no se conoce su destino.