Escucha esta nota aquí

Según el abogado Fernando Tiburcio, el pasado 31 de julio la Comisión Nacional del Refugiado (Conare) del Brasil concedió refugio a su defendido, el exsenador boliviano Róger Pinto, que se encuentra en ese país desde 2013. 

"La noticia que tenemos es que el Conare, el día 31 de julio, procedió al refugio a Róger Pinto, pero él aún no fue comunicado de forma oficial, por lo que estamos aguardando la comunicación. Depende de los procedimientos burocráticos internos, pero eso solo es una cosa para formalizar lo que se sabe", explicó el jurista en entrevista con EL DEBER.

Conoce más: Pinto dice que Evo puso precio a su cabeza

Sostuvo que la medida demoró mucho porque fue politizada por las autoridades bolivianas, pero aseguró que existía confianza para que se pueda otorgar esta protección al opositor que realizó varias denuncias contra el Gobierno de Evo Morales.

"Es una decisión correcta que nosotros esperábamos (...) Desde el punto de vista del Conare, se otorga refugio porque el exsenador sufría persecución política. Era un caso típico para ser amparado por el refugio", agregó el jurista en contacto telefónico.

Señaló que con esta determinación Pinto podrá iniciar una nueva etapa de su vida, al no tener que estar pendiente de esos trámites y resaltó que el político se siente aliviado, porque se salvaguardan sus derechos como ser humano. 

"Róger Pinto está tranquilo porque ahora puede desenvolverse con mayor tranquilidad. Es un alivio poder tener esa decisión porque a partir de ahora se inicia una nueva etapa en su vida", concluyó Tiburcio en diálogo con EL DEBER. 

También puedes leer: Róger Pinto lleva un año en Brasil

El portal de la revista brasileña "Veja" publicó también la noticia, señalando "Refugio a Róger Pinto", aunque dicho medio es ampliamente cuestionado por el Gobierno de Bolivia, debido a publicaciones relacionadas con el tráfico de drogas en el país.

El 24 de agosto de 2013, el exsenador opositor a Evo Morales salió de la embajada de Brasil en La Paz rumbo a Brasilia. Con el próximo lunes cumplirá dos años en el vecino país, donde arribó vía terrestre y con ayuda que causó la destitución del embajador brasileño en Bolivia.

Las autoridades brasileñas prorrogaron por 180 días el estatus provisional de refugiado otorgado al político opositor, en febrero de 2014, quien de ese modo pudo permanecer en el país esperando una disposición oficial.