La tensión se apoderó otra vez de la calle Jorori, próxima a la Feria Barrio Lindo donde venden los denominados ‘mañaneros’. Desde horas de la tarde y hasta el cierre de edición policía antimotines y gendarmes municipales permanecieron en el lugar para evitar que se repitan enfrentamientos como los ocurridos el martes.

Los comerciantes llegaron temprano al lugar para hacer una vigilia. El vicepresidente de la Asociación 22 de Mayo, Roberto Yujra, insistió en que su vigilia es pacífica, aunque muchos de sus afiliados lanzaban advertencia a la Gendarmería, porque todavía estaban con la bronca del último enfrentamiento.

El secretario de Defensa Ciudadana, José Negrete, denunció que los gremiales se armaron con palos.?La Policía tuvo que advertir a los comerciantes que no iban a permitir hechos violentos.

El dirigente del sector, René Troncoso, indicó que ayer por la tarde presentó su documentación en el que indica que por motivos de salud no pudo presentarse a declarar. Existe una orden de aprehensión en su contra por el proceso que le sigue la Alcaldía. Hasta el cierre de esta edición, la tensión se mantenía en el lugar