Escucha esta nota aquí

El ejecutivo de la Confederación de Trabajadores Fabriles de Bolivia, Vitaliano Mamani y un grupo de trabajadores de la empresa transnacional ADM-SAO, este martes enviaron una carta al presidente Evo Morales solicitándole que revierta o nacionalice la factoría. El pedido fue realizado después de que el Gobierno declarase legal la huelga de los trabajadores de la aceitera.

"Esta empresa ha venido a suelo boliviano a explotar a los bolivianos, no vamos a permitir que los trabajadores sigan sufriendo esta clase de atropellos, y es por ello que le hemos solicitado al presidente Evo Morales que esta empresa pase a ser nacionalizada y revertida a los trabajadores, y aplicar el Decreto Supremo 1754 y que los trabajadores nos hagamos cargo", indicó Víctor Quispe, secretario ejecutivo de la Confederación de Trabajadores Fabriles de Bolivia, 

Este martes, el director general del Trabajo, Miguel Albarracín, en una conferencia de prensa, acompañado de los fabriles, explicó que los trabajadores de ADM-SAO cumplieron los pasos que exige la norma y un Tribunal emitió el laudo arbitral que determinó declarar legal la protesta que encaran los obreros en la ciudad de Santa Cruz.

Al declarar legal la huelga, significa que los trabajadores no pueden sufrir cualquier descuento salarial, la huelga puede durar meses y la empresa está obligada a cancelar los salarios.

Los trabajadores de ADM-SAO se declararon en huelga el martes 3 de febrero exigiendo a sus patrones el cumplimiento de al menos cinco puntos. Desde entonces las actividades en la factoría aceitera se encuentran paralizadas

Pliego petitorio de los trabajadores de SAO

Los trabajadores de SAO exigen el cumplimiento de horarios laborales, piden que los sueldos estén acorde al salario mínimo nacional, solicitan la dotación de herramientas, vestimentas de trabajo y el pago de las horas extras.


,

Trabajadores de ADM-SAO