Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

La huelga de hambre que a las 6:00 de este miércoles comenzó con diez personas, duplicó su concurrencia dos horas después. Los protestantes piden al Gobierno nacional reconsiderar el incremento al precio de la leche porque aseguran que esa medida ha disparado el costo de varios productos de la canasta familiar.

Omar Ribera, dirigente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve), dijo a EL DEBER que desde la semana anterior han procurado contactarse con representantes del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural pero no ha sido posible, lo que –según sus palabras– a forzado a los vecinos a iniciar la protesta.

El piquete de huelguistas ha sido instalado en la acera de la Brigada Parlamentaria cruceña y estaba conformado, hasta las 8:00 de este miércoles, por ocho mujeres y 12 varones. Ribera dice que esta cantidad de ayunantes aumentará en el transcurso del día.

Teresa Morales, ministra de Desarrollo Productivo y Economía Plural, dio luz verde, el 11 de diciembre, a la subida del precio de la leche y de tres de sus derivados. La bolsa de 946 mililitros se incrementó de 5 a 6 bolivianos, el yogur bebible subió de 50 a 60 centavos de boliviano y la leche saborizada de 50 a 60 centavos. La leche Del Elías también subió en sus cuatro versiones (1 kg, 120 g, 24 g y 37 g).

Ribera sostiene que esta medida ha hecho que otros productos básicos de la canasta, no especificó cuáles, incrementen su valor y esto afecte a la economía familiar. Advirtió que si hasta este jueves no reciben una respuesta del Gobierno los vecinos radicalizarán su protesta costurándose los labios.