Opinión

... Cara a cara

El Deber Hace 3/20/2018 8:00:00 AM

Escucha esta nota aquí

Bolivia comenzó la fase de los alegatos en La Haya con una impecable explicación de los argumentos históricos de la demanda de diálogo para conseguir un acceso soberano al mar. En el plano jurídico genera optimismo la calidad de las intervenciones de los expertos contratados por el Gobierno. Pero también el tema tiene su propio desarrollo en el plano político y mediático. Este campo no incidirá en la actuación de la Corte Internacional de Justicia, aunque la comunicación cada vez adquiere una mayor preponderancia en las relaciones de los países y en la formación de corrientes de opinión pública. Al respecto, la impresión es que hasta ahora Bolivia lleva la iniciativa en la generación de la atención de los argumentos que sostienen la reivindicación de un puerto soberano. La respuesta de La Moneda es reactiva y nerviosa, incluso en relación a la inédita presencia del presidente Evo Morales en las audiencias de La Haya, que lógicamente atrae micrófonos y cámaras de los medios internacionales. 
 
Después de la triste imagen que dio el domingo el campo de juego del estadio de Montero, es urgente que la Gobernación de Santa Cruz acelere la labor de reacondicionamiento para ponerlo al menos en aceptables condiciones. Eso implica, en lo posible, reforzar el equipo de trabajo y las dotaciones, ya que el tiempo apremia para que Guabirá juegue sus partidos ligueros y el de la Sudamericana. 
 
Es bueno y necesario el debate en las mesas sobre los proyectos de puentes que conecten a Urubó y Porongo. Las presiones no ayudan, pero también debe haber un plazo razonable y perentorio para que se tomen decisiones.