Escucha esta nota aquí

Destroyers es el mejor equipo de los tres que ascendieron en 2018 a la Liga del Fútbol Profesional Boliviano. Está tercero en el grupo A, con 9 puntos, mientras que los otros dos, Royal Pari, tiene ocho y Aurora está último con 6, en el grupo B.

Hasta antes de jugar en el fútbol profesional, después de 10 años, pocos imaginaban que el equipo de la Máquina Vieja se encaminaría bien, teniendo en cuenta que mantiene la base del plantel que ascendió y con pocos refuerzos ha logrado buenos resultados.

Con su máxima figura en el medio campo, Vitor Cruz, ha logrado un juego que se ha hecho respetar, además del empuje de un volante infatigable como Daniel Saravia, (premiado como el mejor jugador de la ACF 2017) y su capitán Diego Paz, han logrado conformar un onceno que tiene estilo de juego y  que después de pagar  derecho de piso en el fútbol profesional con derrotas abultadas, se está afirmando para afrontar lo más complicado que se viene, la segunda rueda, que será muy disputada.

Pese a ceder jugadores a otros clubes, como los mellizos Sagredo a Blooming, Rodrigo Rodríguez y Carlos Andersen a Oriente y, anteriormente, los hermanos Gilbert Álvarez (Wilstermann) y William Álvarez (Guabirá), Destroyers continúa confiando en la formación de jóvenes de sus inferiores para tener recambios permanentes.

De los tres que ascendieron a la Liga, fue el que tuvo más complicaciones, pues en primer lugar frente a Autora, en Cochabamba, perdió por un penal dudoso, después fue eliminado de la semifinal de la Copa Simón Bolívar por Royal Pari y debió disputar el ascenso indirecto con Petrolero de Yacuiba, equipo con reconocida trayectoria en el fútbol profesional, al que le ganó inclusive de visitante 3 a 1.

Ahora se le viene lo más difícil en su afán de clasificar entre los cuatro primeros del torneo liguero a la segunda fase, pero su técnico Pepe Peña ya sabe las armas con las cuenta el cuadro cuchuqui.

Por su rica historia en el fútbol local y nacional, no se puede decir que el partido Destroyers - Royal Pari es el ‘clásico chico’, vaya qué despropósito del que se inventó esta pavada. El antiguo clásico de la ACF, Destroyers- Blooming, sigue siendo el referente histórico de dos grandes  del fútbol cruceño.

Tampoco es correcto decir que es el equipo ‘canario’, pues el símbolo de Destroyers es el jaguar, felino temible de la selva oriental.