Escucha esta nota aquí

Lena Headey está bastante atareada. La actriz, llevada al estrellato gracias a su papel como la reina Cersei Lannister en Juego de tronos, se pasó los últimos días de promoción en promoción con su nueva película, Fighting with my family. Moderadamente activa en sus redes sociales, aprovechó un vuelo para subir a Instagram un pequeño video instando a sus casi dos millones de seguidores a ver la película. Lo que pasó a continuación, por desgracia, no te sorprenderá.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

@fightingwmyfam ��������������������������������������

Una publicación compartida de Lena Headey (@iamlenaheadey) el

 

El anonimato y el machismo

Una de las respuestas a ese video fue el siguiente comentario de un usuario. "No te vuelvas a grabar sin maquillaje otra vez, por favor", anotó. Bajo el nombre de Hodor (otro personaje de la serie de HBO), aprovechó su persona virtual para hacer el comentario. Por suerte, la actriz de 300 no lo dejó pasar.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

I shall continue to not wear make up. Go fuck your self

Una publicación compartida de Lena Headey (@iamlenaheadey) el

 

"Seguiré sin llevar maquillaje. Vete a la mierda"

Su respuesta, más sencilla y directa imposible, lleva ya 147.000 'me gusta' en la red social, además de toda una batería de comentarios positivos. "¡Gracias por no sentirte obligada a llevar maquillaje cada momento que estés despierta! Recuerda que has hecho cosas increíbles con esa cara", comentó un usuario bien intencionado.

"¿Acaso no sabe que está hablándole a la reina Cersei? ¿Ha perdido su sentido del miedo?", apuntó con humor otro fan de la actriz. Sus compañeras de la serie premiada, Emilia Clarke (Daenerys) y Carice Van Houten (Melisandre) también apoyaron la decisión de no llevar maquillaje, mostrándole públicamente su cariño. Por desgracia, esta clase de comentarios son el pan de cada día de multitud de mujeres famosas que se encuentran siempre pendientes de escrutinio por cada movimiento que hagan. Es tarea de todos de luchar y no tolerar el discurso del odio.