Escucha esta nota aquí

El gerente de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Roberto Tórrez, explicó que un equipo de 70 personas destruyó criaderos de larvas y fumigó en las viviendas del barrio Hermenca, en la Villa Primero de Mayo, contra el mosquito transmisor de los virus que causan dengue y chikunguña.

“Los dos casos de chikunguña identificados en la ciudad corresponden a esta zona, por eso estamos aquí para evitar la dispersión de la enfermedad haciendo un bloqueo mediante la fumigación y destrucción de criaderos”, informó Tórrez.

Los trabajos de destrucción de criaderos y fumigación están dentro del plan de contingencia del Sedes, que comprende acciones desde la atención de pacientes con personal capacitado, estudios del nivel de infestación larvaria, eliminación de criaderos y exámenes de laboratorio para confirmar o descartar los casos sospechosos.

“En las viviendas que hemos visitado encontramos larvas de mosquitos. Por la lluvia hay agua acumulada en muchos recipientes, que luego se convierten en criaderos”, dijo.

Tórrez recomendó a la población no entrar en pánico porque la enfermedad del chikunguña no es tan grave como el dengue, aunque debilita mucho el organismo por los dolores articulares.