Escucha esta nota aquí

Con una sonrisa, como es su característica, Álvaro García Linera juró por tercera vez como vicepresidente constitucional del Estado Plurinacional de Bolivia y recibió los símbolos de su investidura que minutos antes fueron entregados a un grupo de jóvenes. 

La autoridad agradeció la presencia de los mandatarios de países amigos y saludo a todas las delegaciones que arribaron al país para presenciar la posesión de Evo Morales, que calificó de "histórica y trascendental"

El presidente del Senado, José Alberto "Gringo" Gonzáles fue el responsable de tomarle juramento y García Linera aseguró que asume con mucho orgullo el compromiso de trabajar por el país en este tercer mandato.